Placemaking: la participación ciudadana en la transformación urbana

Placemaking: la participación ciudadana en la transformación urbana

Hace ya tiempo que lo escuchamos y seguramente muchos ya lo conocéis, pero desde URBANing hemos querido dedicar un artículo a este concepto cada vez más habitual y que es uno de los pilares fundamentales en nuestra forma de trabajar.

¿Qué es el placemaking?

El placemaking es una nueva forma de trabajar a la hora de planificar, gestionar y diseñar los espacios urbanos. Se trata de incluir a los usuarios del espacio público en los procesos de transformación de la ciudad.

Tradicionalmente, el espacio urbano se ha planificado, gestionado y diseñado como un mero trámite en el cuál la comunidad interesada raramente ha podido colaborar en el proceso de transformación de los lugares que habitan. Evidentemente, los técnicos somos quienes mejor podemos repensar los espacios urbanos, pero es innegable que las personas que más los conocen son las que los utilizan en su cotidianidad. Repensar los espacios y afrontar los desafíos comunes en los procesos de transformación urbana desde un punto de vista enriquecido por la colaboración entre políticos, técnicos y ciudadanos es muy positivo y ofrece un análisis y un resultado mucho más acertado y eficiente.

El placemaking, por lo tanto, es a la vez un concepto y una herramienta de trabajo que reivindica el papel de los usuarios del espacio público en los procesos de planificación, gestión y diseño del entorno urbano. Para muchos diseñadores, urbanistas y hasta algunos políticos es, cada vez más, una filosofía de trabajo.

convergencia de disciplinas sobre un lugar/ Font: pps

URBANing y el placemaking

En URBANing solemos recibir encargos de diferentes administraciones públicas para hacer análisis y propuestas de diferentes ámbitos urbanos que requieren actuaciones de mejora, y establecer posteriormente las estrategias de actuación para la transformación de estos ámbitos. En estos complejos procesos de análisis, el placemaking nos es muy útil. ¿Cómo nos movemos por los espacios libres? ¿Dónde juegan los niños? ¿Qué calles preferimos o evitamos? ¿Están bien colocados los pasos de peatones? ¿Dónde nos paramos a hablar cuando nos encontramos con un conocido? Hay muchas cuestiones fundamentales a la hora de diseñar la transformación del espacio público que no se pueden responder sin la ayuda de sus usuarios. La participación ciudadana en los procesos urbanos es, a la vez, un derecho y un deber de las personas, y nosotros no lo queremos pasar por alto.

 

Para terminar, no podemos hablar del placemaking sin mencionar Project for Public Spaces, que hace décadas que promueven y potencian los procesos de colaboración y participación ciudadana en las transformaciones urbanas. ¡Os recomendamos que les hagáis una visita aquí

About the Author

Leave a Reply

*

captcha *